Acumulamos y acumulamos cosas a lo largo de nuestra vida, lo que se convierte en un quebradero de cabeza si tu casa es pequeña. El arquitecto Pablo García, de Atrezo Arquitectos, ofrece algunas soluciones de almacenaje para casas de pocos metros como sustituir tabiques por armarios o cómo distribuir tu salón, tu baño y tu dormitorio.

“No es más rico el que más tiene sino el que menos necesita”. La frase es conocida si bien, no la aplicamos como debiéramos. Y aunque no seamos unos ‘gastosos’, lo cierto es que vamos acumulando cosas en casa. Nos percatamos de ello, sobre todo, cuando tenemos que hacer obras y hay que empaquetar, o si hay mudanza. ¡Qué de trastos innecesarios almacenamos!

Disponer de espacio en una casa pequeña es fundamental, por eso te vamos a dar una serie de soluciones sobre cómo debe ser el almacenaje si tu hogar no es un palacete de tropecientos mil metros cuadrados. El arquitecto Pablo García, de Atrezo Arquitectos,  nos ayuda en la labor.

Antes de ponerse a ello, conviene hacer planos de cómo queremos la distribución: “Se necesita dibujar planos sobre la distribución idónea para así optimizar el almacenaje. Tener planos es predecir el futuro y así sabremos cómo nos quedará y si cubre nuestras necesidades”, comenta.

Y además, de la misma forma que ya no nos creemos el modelo tradicional de familia, tampoco hay que creerse el modelo tradicional de casa. “Hay que quitarse estereotipos de la casa como agrupación de estancias y estar abiertos a abrir la vivienda entre sí, la posibilidad de mezclar diferentes usos con diferentes tipos de almacenamiento”, añade.

Primera idea: sustituir divisiones (tabiques propiamente dichos) por armarios de doble cara. De esta forma, sirve de división entre espacios (si queremos tenerla) y aprovechamos para almacenar: “Se pueden crear contenedores con puertas que formen parte del diseño de la casa. De esta manera podemos tener paredes de madera lacada en blanco, por ejemplo, pero que en realidad al pulsar sobre ellas descubren espacios para baldas, cajones etc.. Si además modulas estas puertas ocultas con las puertas de paso el resultado será fantástico”, comenta.

Se pueden diseñar muebles a medida, desde el suelo al techo, en todas las estancias, ya sean para ser utilizados como armarios de ropa, baldas de libros, vitrinas para el comedor. “Muchas veces tenemos falso techo y éste no nos permite saber hasta que altura podemos llegar. Compruébalo ante de diseñar y mira si se le puede ganar más”, dice.

¿Qué hacer en cada espacio? “En el salón, por ejemplo, en la pared donde se ubique el televisor, hay que intentar que sea un mueble completo de llenos y vacíos (huecos con puertas y sin ellas) incluso puertas para tapar o descubrir el televisory de esta manera puede valer tanto para libros, como para vajillas, cubertería, mantelería, etc. También, se puede poner un sofá de con baúl debajo, es muy socorrido y de fácil acceso”, explica.

En el baño se deben usar muebles bajo el lavabo y baldas sobre el inodoro. Si no tienes espacio en la cocina, reduce el plato de ducha o bañera e introduce al final un módulo para la lavadora y baldas de los productos de limpieza y detergentes. “Los pasillos son ideales para baldas con libros o armarios con abrigos y ropa de otra temporada. Si optas por baldas con libros asegúrate que tienes al menos un ancho de 1,10m. Si por el contrario van armarios, que dejen un ancho mínimo de 80 cm.”, añade.

En el dormitorio de matrimonio elige una cama canapé o con cajones abajo. En los armarios intenta que la barra sea abatible y esté lo más alta posible, de esta manera tendremos más espacio para baldas. “Las baldas a ser posible que sean extraíbles, de esta manera nos aseguramos que aprovechamos el espacio queda al fondo”, finaliza.

Con estas alternativas, tu casa dejará de parecer un zoco y lo tendrás todo mucho más colocado y accesible (aparte de haber ganado espacio).