El Ministerio de Hacienda ultima un decreto que pretende que las plataformas de alquiler vacacional envíen información con datos de los propietarios, de las viviendas y de los huéspedes, así como de los importes percibidos. Por el momento está en fase de información pública, con lo que es posible que haya modificaciones sobre el texto. El objetivo es prevenir el fraude fiscal.

Se trata de un Real Decreto que modifica el Reglamento General de las actuaciones y los procedimientos de gestión e inspección tributaria y de desarrollo de las normas comunes de los procedimientos de aplicación de los tributos. En dicho Real Decreto se pretende introducir un nuevo artículo que obligue a las plataformas de pisos turísticos a informar sobre el alquiler turísticos.

Así, la declaración informativa a la que se someterá a las plataformas será la siguiente:

1.- Identificación del propietario de la vivienda alquilada con fines turísticos: nombre, apellidos o razón social y número de identificación fiscal.

2.- Identificación del inmueble con su referencia catastral.

3.- Identificación de los huéspedes, y el número de días de disfrute de la vivienda con fines turísticos: nombre, apellidos o razón social y número de identificación fiscal. Los caseros deberán contar con una fotocopia del documento de identificación del cliente.

4.- Importe percibido por el propietario de la vivienda por la prestación del servicio.

Para todo esto, el Ministerio de Hacienda aprobará un modelo de declaración, forma, plazo y lugar de presentación, así como cuantas otras medidas sean necesarias para el cumplimiento de esta disposición.