¿Puede un propietario deducirse en la renta el 100% de una hipoteca que está a nombre de dos o más personas? Ésta es una de las dudas más frecuentes que surgen a los contribuyentes cada año… Y no es para menos.

En principio, y si nos atenemos a las directrices de Hacienda, la respuesta debería ser un no rotundo, aunque existen ciertos matices. Lo que marca el porcentaje de deducción que la Agencia Tributaria me va a permitir integrar en mi declaración de la renta es precisamente el porcentaje que tenga de titularidad en la escritura de compraventa del inmueble.

De tal manera que si yo dispongo de un porcentaje de titularidad de un 50%, y el préstamo hipotecario está al 50% a nombre de dos titulares, aunque yo pague el 100% de la hipoteca, como sólo dispongo de un 50% de titularidad en dicho inmueble, exclusivamente puedo deducir un 50% en mi declaración de la renta.

Recordemos que actualmente la deducción por inversión en vivienda habitual se sitúa en el 15% de las cantidades pagadas durante el ejercicio fiscal anterior hasta un máximo de 9.040 euros, siempre y cuando la compra se haya formalizado antes del 1 de enero de 2013.

Cuestión distinta, y por otro lado bastante habitual, es aquella en la que hay un titular de un 100% del inmueble en la escritura de compraventa y, sin embargo, en la escritura de constitución del préstamo hipotecario se ha tenido que integrar a otra u otras personas, como por ejemplo a los padres para que respalden la operación y de ese modo el banco conceda la hipoteca sin problemas. Así, resulta con que nos encontramos con que en el Registro de la Propiedad hay un único titular, pero en la hipoteca aparecen 2 o más titulares.

En estos casos hay diversas consultas vinculantes, como por ejemplo la V1447-10 y V1666-10, en las que se establece que si bien es cierto que aparece la madre o el padre, o ambos en la escritura de constitución del préstamo hipotecario, lo cierto es que es el titular del inmueble el que al 100% satisface íntegramente la cuantía del préstamo hipotecario, sin que nadie haga efectivo ningún importe, lo que significaría que se podría deducir el 100% de las cantidades satisfechas por la compra de la vivienda habitual.

En la práctica, estas declaraciones dan bastantes problemas porque además se está exigiendo que se acredite que realmente se satisface el 100% de la hipoteca, e incluso algún tipo de contrato que instrumentalice la operación, una especie de contrato de préstamo entre los otros titulares del préstamo y el interesado, en el que se diga que ese dinero se deja para pagar la hipoteca, pero que se devuelve precisamente pagando la hipoteca al 100% por el titular de la casa.

Insistimos en que es una situación problemática y la recomendación que hacemos en Legálitas es que si una persona es titular de un inmueble y va a pagar la hipoteca al 100%, el préstamo hipotecario ha de estar a su nombre al 100%.

Para cualquier duda sobre vivienda, ya seas propietario o inquilino, por ser lector de Idealista desde Legálitas ofrecemos la posibilidad de consultar gratis a un abogado experto en Derecho Inmobiliario.