Fuente: CityCrop

Fuente: CityCrop

Enterrar una semilla en la tierra, regarla para que germine y ver cómo termina dando un alimento que saborear produce, sin duda, la satisfacción de que hemos participado en ese proceso y la seguridad de saber lo que nos estamos llevando a la boca.

Desde hace algunos años, los huertos han conquistado las ciudades permitiendo que podamos disfrutar de hortalizas cultivadas al lado de nuestro hogar. De hecho, se calcula que ya hay unos 20.000 huertos urbanos en toda España. Ahora bien, los apasionados de la agricultura ecológica no solo quieren disponer de un espacio comunitario en su ciudad para tener sus propios cultivos, sino que también los hay que quieren instalar un huerto en su propio apartamento e incluso convierten algunos de sus muebles en macetas improvisadas.

Por eso, algunos emprendedores están ideando innovadoras soluciones para que todos podamos tener un huerto en casa. Es el caso de los fundadores de la empresa griega CityCrop, que han ideado un dispositivo dotado de sensores en el que cultivar diferentes hortalizas controlando todo el proceso desde nuestro ‘smartphone’. Así, podremos presumir de haber hecho crecer los alimentos que degustamos en nuestra ensalada de forma inteligente y sin salir de casa.

Cómo controlar los tomates con una ‘app’

“Nuestra misión es poner alimentos frescos en vuestra casa”, aseguraba al exponer su proyecto Christos Raftogiannis, cofundador y CEO de CityCrop. Creada en 2015, esta ‘startup’ ha ideado y mejorado los prototipos de su dispositivo gracias a su paso por el programa Startupbootcamp ioT de la aceleradora homónima en Londres. 

Fuente: CityCorp

Fuente: CityCorp

Con menos de un metro de altura, el CityCrop puede instalarse fácilmente en nuestro hogar o en la oficina. Dispone de dos bandejas, y en cada una de ellas podemos colocar hasta doce macetas diferentes para conseguir una dieta variada: rúcula, lechuga, albahaca verde, tomates cherrys o fresas son solo algunas de las frutas y verduras que podremos cultivar en él. Es más, si somos amantes de los cócteles, también tendremos la opción de que la menta o las hierbas aromáticas crezcan en este semillero inteligente.

Ni tan siquiera nos hará falta tierra para que crezcan: el invento incluye un sistema hidropónico, de forma que solo necesitamos agua y diferentes minerales para que se desarrollen. Esta suerte de invernadero es, además, inteligente, ya que controla de forma automática los nutrientes que tiene que proporcionar a las plantas. Para hacer aún más cómodo y sencillo todo el proceso, CityCrop vigila la temperatura y la humedad, y dispone de bombillas led para proporcionar luz a las plantas cuando convenga. 

Fuente: CityCorp

Fuente: CityCorp

Ahora bien, los usuarios tendremos el control y, en la era del ‘smartphone’, desempeñaremos nuestro rol de agricultores a través de una ‘app’ desde la que podremos elegir la planta que vamos a cultivar y configurar los ajustes convenientes, como si de un videojuego se tratara.

Eso sí, para que todo vaya bien y nuestra cosecha no se estropee por culpa de nuestra falta de experiencia, recibiremos consejos para optimizar nuestro huerto e información sobre el estado de nuestros cultivos. Así, podremos monitorizar nuestras hortalizas desde cualquier lugar del planeta y en cualquier momento. 

Aunque por el momento solo podemos reservar los CityCrop en la web — esperan comenzar a distribuirlos en los próximos meses-, la creación de Christos Raftogiannis y Evriviadis Makridis (cofundador y jefe de operaciones) ha entusiasmado al jurado de la primera edición de los Startup Europe Awards que se han celebrado recientemente para premiar a las mejores compañías emergentes de 2016.

Las ‘startups’ europeas que mejorarán las urbes

Promovidos por la Comisión Europea y por la Fundación Finnova, estos galardones tienen la misión de “identificar modelos de referencia locales en cada ecosistema de ‘startups’”. En total, “la Eurovisión para las ‘startups’”, como los propios organizadores la han apodado, ha premiado a compañías de entre las 84 previamente seleccionadas en un total de diez categorías.

CityCrop ha resultado vencedora en la categoría de Smart Cities, un reconocimiento que le permite acceder a un programa de mentorización a través de StartUp Europe Accelerator para impulsar el proyecto y hacerlo viable.

Ahora bien, no es la única iniciativa premiada en los StartUp Europe Awards que puede contribuir a mejorar las ciudades. La empresa canaria APSU ha sido la vencedora en la categoría de Agua de estos premios por su trabajo desarrollando tecnologías para purificar el H2O de forma eficiente a través de ondas microondas. Esta compañía logró además financiación en la entrega de premios de Bruselas: recibió un ticket de aceleración de 10.000 euros. 

Otra de las premiadas también está asentada en España y pretende contribuir a que nuestras urbes sean más sostenibles. La finesa Tespack, con sedes en Helsinki, Ámsterdam, Londres y Valencia, ha sido reconocida como la mejor ‘startup’ europea en la categoría de Energía en la Eurovisión de las compañías emergentes. 

Fuente: Tespack

Fuente: Tespack

Esta empresa ha desarrollado dispositivos de carga solar ultrarrápidos que incluso podemos llevar encima. Su producto estrella son las mochilas, ideales para excursionistas, que permiten almacenar la energía suficiente del sol para cargar el ‘smartphone’ o el portátil varias veces.

Así que, como has podido comprobar, las ‘startups’ europeas más punteras no pretenden solamente desarrollar la próxima ‘app’ de moda. También están creando tecnologías para que recurramos a las fuentes de energía limpias o para que tengamos un oasis ecológico en nuestra propia casa.