El fondo paneuropeo Tristan Capital Partners ha cerrado su primera operación inmobiliaria en España. A través de su fondo CCP 5, ha adquirido a una filial de Lone Star el complejo empresarial Manoteras por 103 millones de euros.

El parque está ubicado en la Avenida de Manoteras de Madrid incluye cuatro edificios que suman 38.200 m2 de superficie de oficinas de grado A y casi un millar de plazas de garaje. El inmueble está bien comunicado tanto por carretera (A-1, M-30, M-11) como por transporte público. Además, es uno de los pocos bloques de oficinas de la zona con una calidad elevada y uno de los pocos en la capital que ofrezca tanto espacio a los inquilinos.

En la operación han participado Zaphir Asset Management, una filial de Aguirre Newman, como coinversor, y varias firmas de abogados y consultoría como asesores. Por el lado del comprador (CCP 5) han invervendido Aguirre Newman, JLL y Freshfields Bruckhaus Deringer, mientras que por el lado de Lone Star han participado CBRE, Knight Frank y URIA Menéndez.

Según Nikolay Velev, director de inversiones de Tristan Capital Partners, la operación “permite al fondo core-plus entrar en el dinámico mercado de oficinas de Madrid, que tiene un importante desequilibrio entre la oferta y la demanda después de seis años de mínimos históricos”.

Por su parte, Fernando Ramírez de Haro, socio y director ejecutivo de Zaphir Asset Management, ha explicado que “el corredor A-1 ofrece una muy buena oportunidad de crecimiento de alquiler sostenido, ya que es uno de los mercados de oficinas CBD más consolidados en Madrid”.