Cada persona es un mundo, pero en esta era del Big Data y de máxima información nos gusta clasificar a la gente por edades y encontrar sus preferencias. Según el estudio ‘La demanda de vivienda en España’ elaborado por Casaktua, entre los 25 y 34 años se busca un piso, mientras que entre los 35 y 49 años se decantan por un chalet, para a los 50 volver a la preferencia por los pisos en el centro de la ciudad. La vivienda tipo es de 100 m2 con piscina, y lo más céntrico posible.