© Seph Lawless

© Seph Lawless

El suburbio de High River era uno de los barrios más ricos y prósperos de la ciudad de Calgary. Pero las lluvias torrenciales que cayeron en 2013 lo convirtieron en un páramo. Evacuada de urgencia, la zona fue catalogada de catastrófica y sus dueños nunca volvieron a sus casas. El Estado compró los terrenos y las casas hace años y lleva desde enero subastando las casas a precio de derribo. El fotógrafo Seph Lawless inmortalizó este pueblo fantasma.

‘Se vende mansión de lujo a precio de saldo’. Podría ser un anuncio perfecto pero tiene truco. Las lluvias torrenciales que cayeron en el Estado de Alberta (Canadá) en 2013 provocaron el desbordamiento de ríos y unas pérdidas que ascendieron a 3,8 millones de euros. Miles de personas fueron evacuadas y muchas no pudieron regresar a sus casas por los daños irreversibles que habían sufrido. 

Uno de los barrios más perjudicados fue el de High River en la ciudad de Calgary. Un próspero barrio residencial. Sus mansiones de lujo y amplios jardines se convirtieron en una fanega y nunca volvieron al esplendor de antaño. Para atenuar las pérdidas de los vecinos, el Estado les compró sus casas. Ahora el gobierno trata de recuperar algo del dinero subastando las casas que aún se mantienen en pie. 

Pese a los precios de derribo, se piden unos 3.000 dólares canadienses por casas que llegaron a valer el millón de dólares del país, ha costado encontrar compradores. 

 

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless

© Seph Lawless