Comprar una casa es una de las decisiones más importantes de tu vida y por eso es recomendable estar seguro de que el precio que pide el vendedor se ajusta a la realidad.

Recuerda que el precio de una vivienda no solo depende de los m2 de superficie, del número de habitaciones, del estado de conversación o de si incluye piscina. La zona y el momento en el que se encuentra el mercado son variables determinantes en la ecuación.

Actualmente los precios residenciales están subiendo, pero no lo hacen al mismo ritmo en todas las ciudades. Según los datos del Consejo General del Notariado, el precio de las casas vendidas subió un 3,6% interanual en el último trimestre del año pasado, hasta los 1.336 euros por m2. Hubo repuntes en prácticamente todo el país, con Navarra y Canarias a la cabeza al registrar un alza de dos dígitos. Solo se registraron bajadas de precio en Aragón, Extremadura y País Vasco.

Como dicen los expertos, la mejora del sector de la vivienda se está produciendo prácticamente por barrios, de ahí la necesidad de conocer en qué momento se encuentra el mercado en general y una zona en particular.

Hacer un análisis previo te permitirá saber qué margen de negociación tienes (es decir, cuánto puedes llegar a ‘apretar’ al propietario) y lograr el precio más justo posible.

Pero, ¿cómo conseguirlo? Ya no hace falta patearse la zona y lanzar una batería de preguntas a los vecinos, los conserjes o los comerciantes de los alrededores. En la era de las nuevas tecnologías se puede rastrear el mercado a golpe de clic, usando plataformas que te ayudan a conocer de forma inmediata los precios a través de un método sencillo e imparcial.

La estimación de precio es la misma tanto si la realiza el comprador como el vendedor y tiene un precio muy inferior al que pide una tasadora tradicional: mientras el coste de su valoración puede alcanzar los 400 euros, el de las plataformas online que usan ‘big data’ no suele superar los 20 euros. Por tanto, es 20 veces más barato.

Entre las diferentes soluciones que permiten al vendedor y al potencial comprador hacerse una idea de cuál es el precio de mercado de una vivienda está la desarrollada por idealista/data, que maneja unos precios de entre 9,90 y 19,90 euros, dependiendo de dónde se ubique el inmueble.

Esta herramienta, que pone precio a locales comerciales, naves, oficinas y plazas de garaje además de viviendas, incluye un precio estimado de venta y alquiler del propio activo, además de información sobre la zona e inmuebles cercanos. [Consulta aquí un ejemplo concreto]

Con la estimación de precio de la vivienda, el usuario obtiene un mínimo y un máximo estimado para la operación de compraventa o alquiler, así como información de transportes, comercios, colegios, restaurantes, entidades financieras y otros puntos de interés al aire libre como parques, zonas de juegos infantiles o zonas de ejercicio para mayores. También segrega información sobre el precio de la vivienda, garaje y trastero, y ofrece ejemplos concretos de inmuebles cercanos y un resumen de la metodología en la que se basa la herramienta para obtener los resultados.