El fondo de capital británico Intu adquirió el pasado marzo el centro comercial Xanadú y supuso la mayor operación de centros comerciales en la historia del mercado español, por 530 millones de euros. Ahora, confía en la consultora inmobiliaria CBRE la gestión del nuevo centro. El objetivo es convertir el recinto en un destino turístico, de ocio y tiempo libre.

La inversión irá enfocada en la renovación de la oferta para cumplir con la finalidad de su nuevo propietario. En este sentido, Intu ya anunció cuando adquirió el centro su intención de crear un nuevo Nickelodeon Center este año. Tal y como declaró David Fischel, su consejero delegado, ven en Xanadú “una gran oportunidad de potenciar su posicionamiento como destino, mejorando toda la oferta de ocio y restauración, a través de un nuevo Nickelodeon center y un Aquiarium que abrirán en 2017”, declaró. Para Fischel, todo ello “contribuirá al impacto positivo en afluencias y tiempo de estancia, que mejorarán las rentas y retornos de capital”.

Xanadú es el cuarto centro comercial más grande de España, con sus 153.695 m2. Se construyó en 2003 y cuenta con más de 200 locales en dos niveles. La fama del centro se debe, en parte, a su pista de esquí artificial y cubierta, de 18.000 m2 de superficie. Según ha declarado Enrqiue Martínez, de CBRE, “los centros comerciales, para no quedarse obsoletos, tienen que adaptarse a las tendencias y necesidades de los clientes y dehar de ser mejors ligares de compra para ser destinos donde los visitantes puedan experimentar, sentir y disfrutar de experiencias”.