Cuando estamos pensando en reformas, lo primero que queremos saber es ¿cuánto nos costará toda la reforma? Plan Reforma ofrece una herramienta con la que se puede calcular online el precio de una reforma. Gracias a su Calculador de Reformas podemos saber el coste, pero una vez respondida esa primera pregunta nos queda saber ¿en qué vale la pena invertir más y en qué podemos ahorrar dinero?

Invierte en materiales o muebles a los que le vas a dar mucho uso

Invertir dinero en materiales a los que le vais a dar mucho uso es imprescindible.  Por habitaciones, recomendamos que si vais a hacer un uso habitual no escatiméis demasiado en los siguientes materiales:

  • Cocina: Encimera (las encimeras de madera se rayan con mayor facilidad que las de granito por ejemplo), mobiliario (estructura y herrajes, el acabado estético de las puertas es secundario).
  • Baño: Mobiliario (al tratarse de una zona muy húmeda, los armarios de baja calidad suelen estropearse con mayor facilidad)
  • Salón-Comedor: Suelo (invierte en un suelo durable, bien por su dureza o bien porque puedes acuchillarlo a posteriori), sofá (es el centro de la casa, lo vas a usar cada día, así que mejor que sea cómodo y que se rompa a los 2 años). 
  • Habitaciones: Suelo, cama (las mismas razones que el anterior.

Invierte en lo que te ayudará a ahorrar en un futuro

Cuando vas justo de presupuesto a menudo piensas en el ahora en vez de pensar en el futuro. En general, invertir en eficiencia energética siempre es algo positivo, más teniendo en cuenta que cada año una vivienda gasta, de media unos 500€ en calefacción, unos 700€ en electricidad y unos 300€ en agua; ¡gastamos un total de 1500€ en energía cada año!

En un piso con mejor eficiencia energética se ahorran una media de 800€ cada año así que gastar 100€ más en una lavadora más eficiente o 1000€ más en poner rotura de puente térmico en algunas ventanas, puede suponer un ahorro a la larga de miles de euros.

  • Cocina: Caldera (imprescindible, el gasto en gas es de los más importantes), lavadora (en electricidad es lo que se lleva el mayor gastos, sobre todo cuando la familia es numerosa), lavaplatos.
  • Baño: Sistemas de recirculación de agua (existen sistemas que permiten recircular el agua mientras ésta se calienta. Permite por un lado gastar menos agua, por otro ayudar a la caldera a calentar de forma más eficiente el agua)
  • General: Ventanas (imprescindible invertir en cristales dobles y en una buena carpintería. En climas muy fríos conviene comprar carpintería con rotura de puente térmico), descalcificador (además del ahorro, es mejor para la ropa, el pelo y la piel).

Haz ahora las partidas complejas, y más adelante las sencillas

Imagina que has usado el Calculador de Reformas porque estás viendo un piso que estás pensando comprar. Se trata de un piso de 100m2, con tres dormitorios, dos baños (no están mal, pero están desactualizados) con un salón con una balconera enorme que da salida a la terraza y con una cocina que hay que reformar completamente porque está de origen.

Según el presupuesto que tienes, podrías invertir 20.000€+IVA en la reforma de ese piso al que habría que:

  • Pintar
  • Cambiar suelo
  • Cambiar instalación eléctrica, calefacción y Aire Acondicionado en el salón
  • Reformar por completo la cocina
  • Reformar los dos baños

Según el Calculador de Reformas de Plan Reforma nos sale la reforma por 33.000€ + IVA aproximadamente, 13.000€ más de lo que podemos permitirnos ¿Tenemos que renunciar a ese piso necesariamente?

Para responder a esta pregunta, hay que saber que en cualquier reforma hay partidas que se pueden hacer en cualquier momento y otras que implican mucho ajetreo. Por ejemplo, es sencillo cambiar puertas o ventanas pero cambiar la instalación eléctrica es más complicado.

Por esta razón cambiar las ventanas para poner algo de mucho menos calidad no vale la pena porque seguramente te sale más rentable ahorrar durante 1 o 2 años y cambiarlas más adelante (porque, como hemos visto antes, sí vale la pena invertir más dinero en las ventanas por el ahorro que supondrá en un futuro).

Sin embargo sí puedes ahorrar en las puertas o en un acabado de muebles de cocina más estándar y podrás ahorrar mucho presupuesto.

Por otro lado, si tienes dos baños, puedes hacer uno ahora y dejar el segundo para después (mientras lo reformes, siempre podrás usar el otro, así que no es mucho engorro). En cambio si sólo tienes un baño, claramente es lo primero que tienes que hacer: es más fácil estar sin cocina que sin baño durante unos días.

En el ejemplo anterior si prescindimos de lo que podemos hacer más adelante veremos que sí podemos comprar ese piso y que hay bastantes cosas que podemos dejar para una segunda fase sin que sea mucho engorro para la familia.

Quitando el aire acondicionado, las ventanas, los dos baños y bajando un poco la calidad de la cocina, nos sale por 20.000€+IVA. ¡Seguro que comparando presupuestos de reformas con Plan Reforma podrás conseguir el mejor precio para tu reforma una vez hayas firmado las arras del piso que estás pensando en comprar!

Probar Calculador de Reformas de Plan Reforma