balcones  en Barcelona en contra de los Hostels

balcones en Barcelona en contra de los Hostels

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, duplica el equipo que fiscaliza la oferta de pisos vacacionales que no cumplen la normativa, con lo que pasan de 20 a 40. Desde el Ayuntamiento los denominan “visualizadores para detectar la oferta sumergida”. También habrá 10 inspectores más con el objetivo de alcanzar los 110 antes de acabar su mandato. Este aumento de operadores se debe al compromiso del Gobierno municipal con ERC, que se fijó como condición para que se aprobara el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT). 

El equipo de Colau mantiene su obsesión en localizar los pisos turísticos ilegales de la ciudad, es decir, aquellos que no cuentan con licencia para operar como tal o aquellos que infringen la ley. Los nuevos 20 informadores empezarán a operar a partir de verano, dentro del marco de plan de choque contra esta actividad sumergida.

Su función es acudir a las direcciones que aparecen anunciadas en los plataformas web intermediarias y ver si corresponden a alojamientos concretos, si duplican licencias o datos falsos. Aparte de hablar con los turistas que se hospedan o vecinos para obtener mayor información. Los visualizadores facilitan el trabajo a los inspectores de forma que estos últimos solo deberán limitarse a cursar la sanción. 

El equipo de “visualizadores” nació el pasado verano envuelto de polémica. Formaba parte de las medidas para luchar contra el alquiler vacacional sumergido. La alcaldesa envió una carta a los vecinos de Barcelona para que denunciaran si en su edificio había alguna vivienda turística ilegal. Además de habilitar un teléfono para que los barceloneses pudieran comprobar la legalidad de una determinada dirección, también pusieron en marcha una página web donde consultar todas las direcciones de pisos de uso turístico que dispone de licencia para la actividad y son, por lo tanto, legales.

En este tiempo el Gobierno municipal ha abierto 5.490 expedientes por pisos turísticos considerados ilegales, de los cuales 2.869 son sancionadores. Además, han encausado 2.015 órdenes de cesión de la actividad para esos pisos que operaban sin licencia. Solo 548 acataron la orden. 

Delatar también residencias estudiantiles o pensiones

La detección e inspección no solo se limita en la oferta ilegal de los pisos turísticos, sino también en cualquier otro tipo de alojamientos turístico ilegal publicitado en Internet. Por ejemplo, a partir de esta tarea se ha revelado la actividad ilegal de 19 residencias de estudiantes que ofrecían sus instalaciones para turistas y no limitándose a estudiantes. También pisos que ofertan habitaciones para esta actividad y actúan, como considera el Ayuntamiento, como pensión ilegal. 

Cabe recordar que esta misma semana el Ayuntamiento hizo la primera de muchas reuniones para trabajar conjuntamente con las principales plataformas en combatir la oferta ilegal. En la mesa de trabajo estaban presente HomeAway, Booking, TripAdvisor, Apartur y Rentalia. La teniente alcalde Janet Sanz celebró que su participación sirva para “preservar la vivienda, garantizar la calidad del espacio público y mantener la diversidad de tejidos urbanos”.

Cambios en la normativa vigente

La recién aprobada Ley 5/2017 de medidas fiscales y administrativas incrementa la quantía de las infraccione smuy graves de la Ley de Turismo de la Generalitat a un mínimo de 60.000 euros. De esta forma, tener un alojamiento turístico sin licencia pasará a ser multado de 30.000 al doble de importeTambién, se ha modificado la Ley de Turismo de tal forma que no hará falta detectar más de un turista en la vivienda ilegal para ser denunciado. Con una única vez que se infrinja la ley será suficiente