El tipo medio de interés de las hipotecas concedidas sobre viviendas en febrero subió apenas tres décimas, hasta el 3,17%, tras el mínimo de la serie histórica marcado el pasado enero de 2017. Desde 2009, el tipo de interés medio ha caído 2,23 puntos porcentuales, debido sobre todo a la caída del interés de las hipotecas a tipo fijo, que en febrero marcaron el 3,21%, frente al 6,47% de febrero de 2009. La situación económica y las medidas del BCE han sido las principales causas de esta bajada de tipos.

El tipo de interés medio de las hipotecas registradas en febrero fue del 3,17%, 12 décimas inferior al registrado en febrero de 2016 (o 3,6% menos) con un plazo medio de 24 años. Para las hipotecas a tipo variable, el interés medio al inicio fue del 3,15%, con un descenso de seis décimas frente al mismo periodo del año pasado, mientras que el interés de tipo fijo ha pasado en un año del 4,06% al 3,21%.

Desde los máximos alcanzados en 2009, cuando comenzó la estadística del Instituto Nacional de Estadística (INE), los tipos de interés asociados a los contratos hipotecarios se han ido reduciendo del entorno del 5% hasta rebajarse alrededor del 3,1%-3,2%.

De hecho, los intereses a tipo fijo tocaron máximos de la serie histórica en marzo de 2009, cuando alcanzó un 6,74% de media de interés. Casi ocho años después, exactamente desde agosto de 2016, el interés medio del tipo fijo se ha rebajado por debajo de la mitad del máximo histórico. En agosto de 2016, ese tipo fijo medio cayó al 3,3%. Desde entonces, se ha ido reduciendo mes a mes hasta el actual 3,21%. El pasado enero de 2017, el interés medio de las hipotecas a tipo fijo marcó su mínimo con un 3,19%.

Mientras, el interés de las hipotecas a tipo variable marcó su máximo en enero de 2009 con un 5,38%. En apenas cuatro meses bajó un punto porcentual y hasta marzo de 2011 no rebajó otro punto adicional más hasta el 3,38%. Sin embargo, el interés variable se mantuvo siempre por encima de este porcentaje hasta diciembre de 2014, cuando las hipotecas de ese mes volvieron a marcar un 3,38% en las hipotecas a tipo variable. Incluso en mayo de 2013, el interés medio variable llegó a alcanzar el 4,28%.

Desde comienzos de 2015, el tipo de interés variable no ha vuelto a subir del 3,3% de media, marcando su mínimo en septiembre de 2016 con un 3,11% de interés medio. El pasado febrero se situó en el 3,15% de media.

Poco a poco el peso de las hipotecas con un interés a tipo fijo ha ido creciendo, sobre todo, a lo largo del último año. Hasta hace poco más de año, las hipotecas a tipo fijo no llegaban a suponer más del 10% del total concecidas mes a mes. Sin embargo, desde el pasado mes de mayo no ha bajado del 20%, alcanzado su máximo este febrero, con el 38,3% de las hipotecas concedidas en el segundo mes del año.

En cuanto a las perspectivas para los próximos meses y años, los expertos afirman que “la eurozona tiene por delante al menos dos años y medio más de tipos de interés en mínimos“. Los expertos dan por hecho que el precio del dinero seguirá estando en la eurozona en el 0,0% hasta primavera de 2019 como mínimo.

El Banceo Central Europeo (BCE) mantiene su hoja de ruta que pasa por reducir de 80.000 millones a 60.000 millones las compras de deuda a partir de marzo (es decir, el recorte empezará en abril) y hasta diciembre, aunque se podría ampliar en volumen o duración si fuera necesario. Por otro lado, los tipos de interés se mantendrán en los niveles actuales, e incluso por debajo, durante un periodo prolongado de tiempo y bastante más allá del horizonte del programa de compra de deuda